Páginas vistas en total

lunes, 23 de diciembre de 2013

Evo asegura que ERBOL solo quiere "sacarle la mugre" y que si es ONG financiada para atacar al Gobierno, qué dignidad puede tener ese medio? Erbol en 7 líneas responde con altura y nobleza al Presidente.

El Presidente Evo Morales atacó otra vez a ERBOL, esta vez en vísperas de la Noche Buena. Dijo que Educación Radiofónica de Bolivia es financiada por organizaciones no gubernamentales de cooperación internacional (ONGs) para “sacar la mugre” a su gobierno.
 
En rueda de prensa y al ser consultado por la reciente decisión de expulsar del país a IBIS – Dinamarca, el Jefe del Estado acusó a algunas de estas instituciones de usar el dinero que llega del extranjero y financiar opositores para conspirar contra su gestión. 


“ONG que invierta el 70, 80 por ciento bienvenido, excelente, nos ayuda a salir de la pobreza, pero si sólo están usando a la gente que necesita y están aprovechando lo demás, mal pues o está financiando a los medios de comunicación, creo que ERBOL ya me está mirando, está levantando la mano”, señaló. 


“Se está financiado con plata del exterior que ERBOL esté cada día sacando la mugre al gobierno, al Evo Morales, para qué se necesita esa clase de financiamientos, seamos dignos”, manifestó.


Agregó “que en el fondo (es) someterse al financiamiento externo para atacar al gobierno o al Evo Morales, ¿qué dignidad puede tener ese medio de comunicación o ese periodista? Eso es lo que hacen, eso sí vamos a ver y repito, tengo lo obligación de dignificarnos como bolivianos”. 

Respuesta de ERBOL

El Presidente ignora u olvida la rica historia de ERBOL, que trabajó por la cristalización de lo que hoy se llama “proceso de cambio” desde hace 47 años, es decir, mucho antes que él o su partido nacieran políticamente.


ERBOL es un referente comunicacional en Latinoamérica y su compromiso con los sectores sociales excluidos, pobres, indígenas, mujeres, ha sido y es reconocido a nivel nacional e internacional.


Basta leer un poquito de la historia de la radiodifusión y la comunicación boliviana para conocer el aporte de ERBOL.
Hacemos estas aclaraciones con la única intención de transmitir información exacta y sin ánimo de polemizar con el Presidente, a quien deseamos una ¡Feliz Navidad y que Dios lo ilumine!

jueves, 19 de diciembre de 2013

reveladora crónica de "informe especial de OPINION" sobre más de CIEN radioemisoras bolivianas en Buenos Aires. jamás se puede imaginar, yo me sorprendo que en Suecia haya unas tres voceras de Bolivia y unas 20 de América Latina, pero lo de Buenos Aires es admirable.

A mediados de 2011, un grupo de peruanos ingresó violentamente a la casa de Kattya, una  orureña que había alquilado una vivienda para ella, su esposo e hijos.

Con palos y golpes de patadas y puñetes fueron echados. “Nos dijeron que era una toma, así como comúnmente ocurre en las supuestas casas abandonadas de Buenos Aires, donde por lo general migrantes peruanos ingresan para apoderarse y vivir gratis”, recuerda.

Sin ninguna pertenencia, la familia de Kattya tuvo que abandonar el lugar. Sin embargo, Jorge, su esposo, no perdió la esperanza y fue en ese instante que se les ocurrió acudir a la radio Constelación, una emisora conducida por compatriotas bolivianos.

jamás se nos ocurrió que más de 100 radioemisoras están en manos de bolivianos

Desesperados contaron su historia y los comunicadores, entre ellos Lilia Camacho,  que no dudaron en ayudar y difundir la denuncia que hicieron Kattya y Jorge.

Tras escuchar el caso, varios bolivianos se solidarizaron y acompañaron a Kattya y su pareja hasta la casa que les habían arrebatado un grupo de peruanos.

Decididos a recuperar lo que era suyo y por el que pagaron, ingresaron a la vivienda y los desalojaron.

Kattya está convencida que radio Constelación, así como las casi 100 emisoras conducidas por bolivianos y  que funcionan en Argentina, juegan un rol importante en la  unión y defensa de los migrantes.

Recuerda que así como a ella le ayudaron, su familia también se solidarizó con otro grupo de bolivianos que acudió a la emisora pidiendo cobijo.

“Por un tiempo los tuvimos en casa y luego que ellos consiguieron un lugar donde vivir se marcharon”, relata al dar testimonio que así como ella otros bolivianos responden a las campañas de solidaridad que realiza radio Constelación u otra emisora conducida por compatriotas que han migrado al país vecinos para  trabajar en un medio de comunicación.

Las emisoras bolivianas juegan un rol importante en la comunidad de migrantes, porque no solo publicitan negocios o empleos, sino también  escuchan las necesidades y los reclamos para que las autoridades tanto de Argentina como de Bolivia tomen en cuenta.

Lilia Camacho, periodista boliviana que desde hace más de una década radica en Buenos Aires y que es parte de radio Constelación, comenta que la emisora ha sido creada principalmente para el migrante.

“A él se le informa todo lo que sucede en Bolivia y las decisiones o cambios que se adoptan en Argentina respecto al migrante”, indica Camacho, quien al hablar todavía conserva su acento paceño.

En los noticieros informan no solo lo que el Gobierno boliviano decide  en pro del migrante sino también todos los sucesos tristes y alegres que ocurren en distintas ciudades y municipios del país.

El internet se ha convertido en el mejor aliado de los comunicadores, quienes ingresan a diferentes portales informativos para que “el boliviano esté bien informado y sepa qué está pasando en su tierra y con su Gobierno”
MÚSICA NACIONAL Junto a Camacho trabaja Vismar Robles Tapia, un potosino que también se dedica a la radiodifusión.

Todas las tardes conduce un programa musical, donde el ritmo boliviano se hace sentir con fuerza.

Morenadas, tinkus, diabladas, cumbias, huayños, caporales y un sin fin de ritmos bolivianos se difunden para que el oyente boliviano “siempre tenga presente a tu tierra, a su patria”.

Tanto Camacho como Robles aseguran que la radio también impulsa a que las tradiciones bolivianas estén siempre presentes.

Es así que difunden las actividades que el Consulado de Bolivia en Buenos Aires realiza.

“La idea es que estén al tanto de todo lo que ocurre en Bolivia y las actividades que se hacen en Buenos Aires, todo con el objetivo de no perder nuestras tradiciones, nuestro folclore”, comenta Robles al mencionar que en el “corazón de Buenos Aires también se vive el carnaval, las entradas folclóricas, además de las festividades como el de la Virgen de Urcupiña o las Alasitas”.

Al equipo de Camacho y Robles se suma Edwin Álvarez, otro comunicador al que le gusta resaltar las tradiciones, sobre todo, cochabambinas.

Afirma que en Argentina así como en otros países del mundo los cochabambinos que migraron a ese país son numerosos.

De Punata, Tiataco, Arbieto, Anzaldo, Capinota, y de otras provincias, sobre todo del Valle Alto, han encontrado en la Capital del Tango su segundo hogar.

Así como radio Constelación, está América Latina, Urcupiña, FM Bolivia, entre otras emisoras, que se han convertido en las aliadas de los migrantes.

Cada una y con su propia característica se acerca al migrante, quien se identifica y sabe que puede contar con su apoyo en caso de una emergencia o también para hacer conocer sus inquietudes respecto a la política, la economía, entre otros.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Mario Castro se sintió muy contento de verse rodeado por las periodistas de OPINION, Leslie Lafuente, Jhenny Nava y Zulma Camacho que también recibieron distinciones por su labor periodística en los últimos meses. fue una ceremonio muy emotiva.

Mario Castro bordeado por Jhenny, Leslie y Zulma de OPINION en Club de La Paz
Las periodistas de OPINIÓN Leslie Lafuente López, Jhenny Nava Boza y Zulma Camacho Guzmán fueron galardonadas anoche por la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), en una ceremonia en la que el fundador de radio Cristal, Mario Castro, recibió el Premio Nacional de Periodismo 2013.

La jefa de Informaciones de esta casa periodística, Leslie Lafuente, y la periodista Jhenny Nava obtuvieron la primera mención en la categoría Premio Documental de Periodismo de Investigación, por el reportaje "Tragones de cocaína".

En la categoría Periodismo Medioambiental, las periodistas Zulma Camacho y Jhenny Nava obtuvieron un premio por el reportaje "Ritos ancestrales aniquilan la fauna silvestre".

En el acto, la APLP entregó también reconocimientos a periodistas de otros medios del país que se destacaron en prensa, caricatura, fotografía, radio, documental, periodismo digital, y televisión.


Asimismo, entregó cinco medallas al mérito y 12 reconocimientos a la defensa de la Libertad de Expresión.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Pedro Shimose retrata a Mario Castro que horas más recibirá el Premio de Periodismo por su extraordinaria labor profesional, como Alberto Saavedra Pérez, Raúl Salmón, Julio Borelli, José Gramunt de Moragas, Saúl Abdelnur, Lorenzo Carri, Cucho Vargas...autor de libros y culturizador

El periodista radiofónico Mario Castro (La Paz, 12.09.1936) recibirá hoy, en el salón de honor del Club de La Paz, el Premio Nacional de Periodismo 2013, otorgado por la Asociación de Periodistas de La Paz, en su 25.ª edición. De este modo se reconoce la labor de un extraordinario profesional de la radiodifusión boliviana, cuyo magisterio solo tiene parangón con los de Alberto Saavedra Pérez, Raúl Salmón, Julio Borelli, José Gramunt de Moragas sj., Saúl Abdelnur, Lorenzo Carri, Mario ‘Cucho’ Vargas y otros.

¿En qué se distingue Mario Castro de los demás? En su amor a la cultura humanística y en su vocación pedagógica. De Mario puede decirse que hizo profesión de fe casi misional –junto con su esposa, Mabel Rivera– al ponerse al servicio de la divulgación de la música y la literatura. Es un periodista fuera de serie, un boliviano a machamartillo, un hidalgo de la antigua caballería andante y, ante todo, un amigo auténtico, de esos que nunca te dicen ‘hermanito’ ni te soban el lomo.

 Mario aparenta ser un hombre tranquilo, frágil, vulnerable, pero es, en realidad, un hombre inquieto, fuerte, de firmes convicciones. Su humildad nunca fingida te desarma; de ahí el éxito de sus entrevistas que siempre apuntan al corazón de la noticia, de lo que presuntamente interesa al radioyente, más allá de la personalidad del entrevistado. Jamás recurre a los tópicos ni hace preguntas al tuntún. Siempre te sorprende con observaciones certeras, citas textuales de tu obra y una anécdota sobre tu vida que habías olvidado. Ese es el Mario Castro que conozco y admiro y que hoy será felizmente premiado.

Director de radio Altiplano (1959-1964), fundador y director de radio Cristal (1976-1992) y radio Cumbre (1993-2007), escribió 20 guiones para títeres de carácter educativo, una versión electrónica dramatizada sobre La gesta de 1809, en homenaje al bicentenario de la rebelión paceña, y tres libros: El arte de la radio (1964), Expresión oral (1966) y el voluminoso Lo que el viento no se llevó (2013 / 554 págs.), colección de entrevistas que presentó no hace mucho.

Recién llegado de Estados Unidos, dijo que nunca esperó recibir este premio que él fundó con Ana María Romero de Campero y que esta noche le entregarán sus jóvenes colegas. Hombre de acendrados principios éticos, sigue pensando que la vida nacional no debería girar fatalmente en torno a la política. Que esto es verdad no hace falta decirlo. Su vida es el espejo en el que muchos nos miramos.